Excursión a caballo

En Viñales existen muchas opciones de excursiones y tours, pero la más recomendable una vez estás en Viñales es el Paseo a caballo por las plantaciones de tabaco y Parque Nacional.
Es recomendable coordinar la excursión con un guía oficial, es decir que sea legal, puesto que en Viñales hay muchos guías ilegales que no pueden dar paseos a caballo con turistas y no ofrecen las excursiones ni explicaciones correctas y dentro del Parque Nacional.
Es necesario concienciarse que hay unos guías oficiales que pagan sus impuestos, y son los únicos que deben poder realizar este tipo de actividades.

Os voy a contar mi experiencia, con este tipo de excursión, la última vez que fui a Cuba no hace tanto, conocí a un guía llamado Jose, apodado “Pupito”, con el cual no he perdido el contacto. Es un guía oficial y acreditado para realizar excursiones con el turista.
Me habló mucho de él y de cuando empezó a hacer excursiones y tours, descubrí que se crió en el campo, estudió ingeniería agronómica y los caballos son su gran pasión.
Cuadramos un día para hacer una excursión y así enseñarme todo de lo que me hablaba.

Al día siguiente quedamos en el inicio del sendero “El Palmarito” donde me estaba esperando, y me llevó a pocos minutos andando, hasta sus establos, donde me enseñó cómo tiene cuidados a sus animales, en una cuadra sólo están como máximo 2 caballos, los alimentan todos los días, no les falta agua, ni cuidados veterinarios. De echo pude comparar varios caballos que encontré por el camino y no tienen nada que ver con los de Pupito, estos están gorditos, limpios y bien cuidados…
Debéis saber que muchos caballos están flacos, con heridas y desnutridos, cuando veas un caballo así por favor, no lo montes, son animales explotados al máximo y sus cuidados se han visto abandonados,  no debes contribuir a que sigan tratándolos así de mal. A los animales hay que amarlos y cuidarlos.

Estuvo preparando los caballos para montar, pude apreciar que tenía sillas de todo tipo, equipamiento hasta para niños pequeños.
Cuando estuvo preparado todo montamos nuestros caballos, mi yegua era hermosa y se llamaba “Tormenta”.

El paseo fue muy agradable, estuvimos hablando por todo el camino, me explicaba cosas típicas de la región, sabe mucho de vegetación, plantas, animales, curiosidades varias para echarnos también unas risas… en fin fue muy divertido.
Nuestra primera parada fue en una plantación de tabaco, donde me mostró un secadero de tabaco donde se realiza el secado de la hoja, y más tarde en la casa del campesino te enseñan la elaboración del puro artesanal que luego puedes probar libremente.

Continuamos camino hacia un lago natural apto para el baño, un lugar de increíble entorno natural realmente bello.
Recomiendo traer el bañador porque el agua está bien fresquita y con el calor sofocante que hace, bien apetece ese baño reconfortante.

Nuestra siguiente parada fue en una Finca llamada “El Corazón del Valle” es una gran extensión de terreno con una paladar tradicional al aire libre donde cocinan platos tradicionales criollos, y uno puedo comer a un módico precio viendo una de las mejores vistas panorámicas del Valle de Viñales. También sirven tragos y bien vale la pena relajarse un rato viendo el paisaje y sus alrededores.
Nosotros comimos arroz moro, ensalada y pollo asado, con unas cervezas bien frías que entraban solas.

Sin título

Continuamos camino hacia una casa campesina rural, donde habían varios turistas más en el portal, atendiendo a unas explicaciones de otro guía que estaba haciendo una excursión, y nos sentamos en el portal en unos balancines tradicionales a saborer un café criollo delicioso cortesía del campesino, un señor muy amable y familiar, que conocía a Pupito de hacía muchos años.

Estuvimos más de 1 hora sentados charlando, porque se nos puso a llover, las lluvias en ciertos meses son intermitentes durante el día, pero duran poco, aunque uno tiene que resguardarse hasta que pasan.
La conversación fue muy amena y divertida y decidimos poner punto y final a nuestra excursión tomando una “piñas coladas” en una cafetería a pocos metros de la casa, ahí reímos y compartimos un rato más, momentos inolvidables que se viven sólo una vez.

El paseo de regreso fue relajado pero bonito, retornamos por otros senderos distintos, donde se pueden ver campesinos trabajando sus tierras con animales como se hacía años atrás, ahí te das cuenta que hay lugares detenidos en el tiempo.

Excursiones hay muchas y de muchos tipos, pero yo te recomiendo hacerla con “Pupito”, es un guía muy profesional, una persona muy cercana y te llevará a sitios muy bonitos donde podrás sacar fotos maravillosas.

Puedes contactar con él en excursionesvinales@gmail.com

También puedes contactar a través de su web Horseback Riding Viñales

 

 

Cayo Levisa

Cayo Levisa es una isla de unos 2 km ubicada en la costa norte en mitad del mar, a 625 km de Viñales.
Para acceder al cayo es necesario trasladarse por carretera hasta Palma Rubia, el embarcadero desde donde sale el ferry que después de 40 minutos atravesando el mar, nos llevará hasta el mismo cayo.
En el cayo también hay un pequeño hotel cuyas habitaciones son cabañas de madera en la misma playa, y un pequeño bar restaurante donde hacen comidas sencillas.

El Cayo no sólo es una playa paradisíaca de agua azul y arena blanca, ideal para un día fabuloso de playa, sino que además tiene valores naturales y ha sido denominado Paisaje Natural Protegido.

En sus aguas se pueden realizar actividades acuáticas como el buceo o el snorkel.
Cabe destacar una curiosidad negativa: El Cubano no puede acceder al cayo, excepto personal de trabajo, no les es permitido.

Cayo Jutias

Cayo Jutias, es una pequeña isla en medio del océano, pero al contrario que su vecina Levisa, está unida por tierra a través de un pedraplén.

Está ubicada en la costa norte de Cuba a 62 km de Viñales, el acceso a pesar de ser por tierra es bastante difícil puesto que la carretera está en tal mal estado que llegar bien se tarda sus 2.5 horas aproximadas.

Es un cayo con casi 4 km de playas prácticamente vírgenes, de agua azul turquesa y arenas blancas. Todo un paraíso natural.
Si es amante de las actividades acuáticas, hay un centro donde organizan excursiones en lancha hacia otras islas cercanas o las inmediaciones del cayo donde hay parajes de gran belleza natural y donde podrá practicar snorkel.

Para llegar a Cayo Jutías es necesario hacerlo en vehículo de motor.
Hay una excursión a Cayo Jutías, donde ya se incluye transporte ida y vuelta con horario ilimitado en la playa.

Cueva del Indio

Esta cueva se encuentra próxima a la carretera de Viñales a San Cayetano, aproximadamente a unos 8 kilómetros de  Viñales, antes de llegar a San Vicente.
La Cueva del Indio, es otra de las tantas cuevas que se encuentran en la región del Valle de Viñales y se caracteriza porque hay que atravesar parte de la cueva en un bote por el río San Vicente que atraviesa su interior.

Mientras se hace el paseo en bote, se pueden observar formaciones rocosas de estalactitas y estalagmitas muy curiosas y divertidas.
también se pueden encontrar pinturas rupestres y restos de utensilios de culturas cubanas precolombinas.
Para llegar a la cueva se necesita transporte, coche, moto o bicicleta.
Hay una excursión que ofrece un Tour completo a Viñales con transporte, entradas incluidas, servicios de guía y un almuerzo tradicional.

Palenque de los Cimarrones

Esta cueva se encuentra próxima a la carretera de Viñales a San Cayetano.
A 7 Kilómetros de Viñales, antes de llegar a La Cueva del Indio.
Esta cueva tiene una gran entrada, que se ha aprovechado para contruir una discoteca al aire libre, donde los sábados por la noche es la principal atracción para turistas y nacionales, además de organizarse varios conciertos de cantantes y grupos famosos en Cuba.
Esta cueva, tiene una pequeña entrada con un pequeño recorrido que atraviesa la montaña donde se han encontrado pinturas, restos de los utensilios de culturas antiguas. En esta cueva especialmente los esclavos se escondían cuando huían de las haciendas, y lograban establecerse por tiempo.
Es un paseo es corto y al final de esta hay un simulacro de cómo se escondían los esclavos, cimarrones cuando huían… Luego hay un restaurante, donde sirven unos arroces muy buenos.

De día es un lugar ideal tranquilo para tomarse algo en la intimidad, rodeado de un precioso escenario natural, aunque siempre hay mil ojos que te ven.
Varios senderos atraviesan los campos de los alrededores, jalonados por la presencia de una rica flora y fauna.

Mural de la Prehistoria

A 4 kilómetros del pueblo, en el mogote Dos Hermanas se exhibe en una de sus laderas el Mural de la Prehistoria.
Es un inmenso mural de 120 metros de alto por 180 de ancho en el que el cubano Leovigildo González, discípulo del muralista mexicano Diego de Rivera, representó los animales y criaturas que vivían en esta región en la prehistoria y representa de forma artística la teoría de la evolución de las especies.
Figuras humanas, moluscos, reptiles marinos mesozoicos, son algunas de las representaciones que se observan en este mural.
En el momento de realizar la obra, la piedra fue lavada y preparada para llevar a cabo el proyecto, para evitar así en la erosión deteriorara la pintura, no obstante ha sido retocado ya en otra ocasión.
Se pintó totalmente en pincel.
En los alrededores de el mural, se encuentran alguna instalaciones donde poder tomarse un refresco si la calor te lo exige.

Al lado mismo hay un camping con una piscina y un entorno natural muy bonito.
Tanto se puede ir a pasar el día o alquilar una de sus cabañas.

El mural se encuentra ubicado a 5 km de Viñales, y se puede ir en bicicleta, en coche en una agradable paseo.
También hay opción de ir a caballo por dentro del Parque Nacional, pero todo va en dependencia de las lluvias, puesto que los caminos principales se encharcan tanto que a veces no hay forma de llegar a caballo.

Se puede contratar la excursión en un Tour 1 completo con las entradas incluidas, servicios de guía y transporte.

 

Mirador Los Jazmines

Es el mirador oficial por excelencia, el que ofrece la mejor y más completa vista y uno de los lugares más hermosos para disfrutar de este escenario natural, del Valle de Viñales. Aquí se han inmortalizado un millón de fotos.
Varios senderos atraviesan los campos de los alrededores, hasta llegar a este mirador, aunque también se puede acceder por la carretera, andando o bien en vehículo.

Los Jazmines esta ubicado a tan solo 3 km del pueblo de Viñales y de él parten 4 senderos eco-turísticos de un gran atractivo y en cuyo recorrido se puede apreciar la rica fauna y flora.
Todos los senderos presentan un grado de dificultad moderado y pueden ser recorridos por visitantes de diferentes edades, siempre acompañados de un guía oficial.

Al lado del mirador se halla uno de los hoteles más importante de Viñales, Hotel Los Jazmines, puedes acceder al hotel a hacer simplemente unas fotos desde su piscina, puesto que hay la vista más increíble del valle, aunque desde los anteriores lugares mencionados, también se pueden realizar hermosas fotografías.
Si desea puedes pasar el día en la piscina, pagando una entrada previa.

En el mismo mirador podréis tomar bebida, puesto que hay un bar al aire libre con mesas para sentarse y gozar de unos momentos de tranquilidad… interrumpida, obviamente, por los mismos turistas que van y vienen…